Grasas ¿buenas o malas?

febrero 09, 2022

¿Eres de los que limpia la carne o el pollo grasoso con una servilleta? ¿sabías que cada vez estamos consumiendo menos grasas lo cual es malo para nuestro cuerpo ya que puedes ocasionar infertilidad o depresión?

En este artículo aprenderemos las bases sobre las grasas.

Los ácidos grasos Omega 3, 6 y 9 juegan un papel importante en la salud, son la triada perfecta en la prevención de enfermedades relacionadas con el sistema inmune y neurológico, pero hay que saber consumirlos en las dosis adecuadas.

El cuerpo humano requiere de diversos nutrimentos que son indispensables para su funcionamiento y desarrollo, dentro de los cuales se encuentran las vitaminas, minerales, aminoácidos (proteínas), hidratos de carbono y los lípidos o grasas.

En esta ocasión nos centraremos en estos últimos para entender que las grasas no son malas en absoluto, mejor empecemos por entender el tipo de grasas que conviene consumir y el equilibrio que debemos respetar al momento de consumirlas.

Las grasas están conformadas por ácidos grasos que son importantes para que todos los sistemas del cuerpo funcionen adecuadamente, incluyendo la piel, aparato respiratorio, circulatorio, cerebro y de más. Dentro de ellos se encuentran los llamados Ácidos Grasos Esenciales o Indispensables (AGE), denominados así porque el cuerpo no puede producirlos y los tiene que obtener forzosamente de los alimentos y son:

Ácidos grasos Monoinsaturados Ácidos grasos Poliinsaturados
No esenciales Esenciales
Omega 9 (ω – 9) Omega 3 ácido alfa linolénico (ALN) (ω-3)Omega 6 ácido linoleico (AL) (ω-6)

Los ácidos grasos esenciales ayudan al cuerpo a producir hormonas, regular el colesterol y contienen compuestos antiinflamatorios que pueden aliviar la artritis, enfermedades autoinmunes y bloquear la formación de tumores. Los beneficios son amplios y en estudio se encuentran muchos otros.

Pero es importante mencionar que existen procesos muy específicos en el cuerpo que se pueden ver alterados cuando no se respetan las proporciones entre los componentes de la dieta.

La pelea entre el omega 3 y 6

Y esto sucede con el equilibrio que se debe guardar en el consumo entre ω – 3 yω – 6.Anteriormente se pensaba que uno de ellos posee cualidades anti inflamatorias y el otro pro inflamatorias. Pero la realidad es que mientras se guarde la proporción adecuada en el consumo no habrá de que preocuparse.

Se recomienda que se guarde una proporción ω3 : ω 6 que oscile en el rango entre 1:1 y 1:5.

Pero, en las sociedades modernas con alto consumo de alimentos industrializados (altos en grasas saturadas y azucares refinados), esta relación está completamente alterada (1:25).

Este desequilibrio podría ser una de las razones por las que actualmente se están presentando tantas enfermedades relacionadas con la inflamación celular: obesidad, diabetes, desórdenes hormonales, alergias e intolerancias, artritis, cáncer y Alzheimer.

Por eso te recomendamos estar atent@ a las fuentes de ácidos grasos que estas consumiendo, y si detectas que te inclinas más hacia unos, es necesario hacer ajustes en tu dieta.

¿Y que hay del ω9 ?

Este ácido graso es no esencial, es decir, el cuerpo tiene la capacidad de producirlo por sí mismo y es conocido como oleico. El problema es que cuando en la relación ω – 3 yω – 6 falta uno o es deficiente la ingesta, ω9 no se fabricará y se verá afectado el sistema inmune y las funciones antiinflamatorias, la resistencia a la insulina, inclusive investigaciones reportan que ω9ayuda a evitar la acumulación de grasa en la parte abdominal.

Por lo que entonces se recomienda consumir alimentos como aceite de oliva, canola, almendras, cacahuates, aguacate y aceitunas que son una excelente fuente.Recuerda que los aceites tienen un punto de saturación, es decir, un punto en el que podría ser perjudicial para la salud.

¿Cómo saberlo? En el momento en que empieza a humear y cambia de color, ya no es recomendable su consumo. Por lo tanto, evita calentarlos para conservar sus cualidades y sobre todo, cuida consumir la cantidad adecuada de cada uno de ellos

Fuentes de ácidos grasos y beneficios a la salud.
 ω – 3  ω – 6
Beneficios a la salud Beneficios a la salud
Cardioprotector: mejora el colesterol bueno y
reduce los triglicéridos y la presión arterial, el peso corporal  y el tamaño de la cintura.Salud mental:
reduce los síntomas de depresión, esquizofrenia y trastorno bipolar. Reducen la grasa del hígado. 
Favorecen el desarrollo del cerebro de los bebés.
Ayudan a reducir la inflamación. Ayudan a
prevenir el declive de la función cerebral
durante la vejez
Ayuda a mantener la salud de las
células de todo el cuerpo, reflejándose
en una piel y cabellos hidratados. Mejora la salud ósea, en el sistema reproductivo y regula el metabolismo. Ayudan a regular la actividad cerebral, y cuando se encuentran niveles bajos se presenta la hiperactividad en niños. 
Fuentes:Salmón, arenque, sardinas, atún.Granos, nueces de Brasil, semillas de mostaza, semillas de calabaza, nueces crudasVegetales de hoja verde, espirulinaAceites: de semilla de cáñamo, de semilla de chía, de germen de trigo, de Canola (semilla de colza),  aceite de nuez, semillas de linaza o aceite de linaza. Fuentes Semillas: cáñamo, ajonjolí, girasol, calabaza, chía, almendras, nueces. 
Vegetales de hoja verde: lechuga, brócoli, verdolaga, algasAceites: de oliva, germen de trigo, semillas de uva, sésamo,
cáñamo, de girasol, de algodón. Cereales, pan integral, huevos, aves de corral

Marybel Yáñez

Hace 20 años me gradué de la licenciatura en Nutrición y Ciencia de los alimentos. Después estudié dos Maestría y múltiples diplomados. Encontré en la nutrición mi pasión y mi vocación de ayuda a los demás.